Publicado: 1 de Marzo de 2016

Ramaders Agrupats cubre parte de sus naves con 260 paneles solares.

La empresa 'felanitxera' pretende ahorrar en los costes energéticos derivados de los picos de consumo de los meses de verano para mantener la cadena de frío.

Ramaders Agrupats de Felanitx ha cubierto el techo de su matadero y sede central, situada a las afueras de la ciudad, en la carretera de Porreres, con 260 paneles solares para una potencia total de 65 kW. La intención es reducir los costes derivados de los picos de consumo que se producen durante los meses de más calor, en los que es más difícil mantener la cadena de frío necesaria para salvaguardar sus productos.

Esta espectacular intervención, de unos 500 metros cuadrados y visible desde la ciudad y que está previsto que cuente con las ayudas energéticas del Govern, podría amortizarse en algo más de seis años. Según la empresa lo que se pretende es "potenciar el autoconsumo del edificio apostando por las energías renovables". La instalación tiene una producción anual estimada de 85.300 kWh anuales.

Los paneles generarán electricidad en corriente continua a partir de la energía solar, que pasará por unos convertidores que a su vez la transformarán en alterna, "de la misma calidad de la que circula por la red comercial", apunta la empresa G-ener Energy Solution, que se ha encargado del estudio previo, la ingeniería y los trabajos de instalación de la cubierta. Parte de esta corriente irá a para el autoconsumo del edificio de Ramaders Agrupats, mientras que la diferencia restante será comprada para la red general de Endesa.

El último análisis eléctrico del centro en 2014, denota que durante los meses que van de junio hasta septiembre, el consumo se dispara, sobrepasando incluso los 90.000 kWh, llegando a un total de más de 730.000 anuales, lo que hasta ahora arrojaba un gasto de más de 100.000 euros al año solamente en electricidad. La empresa calcula que con la nueva cubierta de paneles solares el consumo pueda reducirse aproximadamente un 20%. Todo ello permitirá reducir a su vez la potencia contratada y aplanar los picos de verano.

Más de 30 años

En 1982, treinta y nueve ganaderos de la zona dedicados a criar todo tipo de animales, formaron Ramaders Agrupats, con la idea de ser más competitivos y vender sus respectivos producto directamente al consumidor.

El proceso comienza con la cría del ganado y acaba con la entrega del género al cliente. Toda la fase intermedia, que incluye también los controles en el laboratorio, se realizan en la empresa, bajo una estricta vigilancia sanitaria, certificando los productos y asegurar su trazabilidad en carnicerías, restaurantes y hoteles, principalmente.

Además de la carne fresca, Ramaders elabora productos diversos como sobrasada, longaniza, camaiot, butifarra, salchichón, sobrasada blanca, chorizo, chistorra o panceta adobada; todo elaborado con recetas caseras y artesanas. No producen a partir de bueyes y vacas, sino que los animales que los socios traen a la fábrica son terneras de entre uno y dos años y medio así como cerdos, lechonas y corderos.

En 1995 se estrenaron las nuevas y actuales instalaciones que ocupan 1.200 metros cuadrados, junto a la carretera que lleva a Porreres.

Las cifras

260 paneles distribuidos en la cubierta

Dos de las naves que Ramaders Agrupats tienen en el kilómetros uno de la carretera de Felanitx a Porreres, han sido ´sembrados´ con un total de 260 paneles solares orientados.

500 m2 de superficie

En total la superficie ocupada por la instalación, que servirá para el autoconsumo eléctrico, ronda los 500 metros cuadrados.

65 kw de potencia

Los más de doscientos paneles solares de la instalación fotovoltaica de Ramaders Agrupats, van a una potencia de 65 kW, lo que supone una producción de energía estimada de 85.300 kWh anuales.